¿QUÉ PASA CUANDO CAMBIAS LA FORMA DE ORDENAR LAS COSAS CON LAS QUE VIVES?
Es como cuando abres una ventana y entra una bocanada de aire fresco. De repente todo el mundo te cae bien, todos tus días son positivos, afinas tus decisiones de un modo sorprendente y te rodeas de lo mejor.

¡Siiiii! al empezar a organizar las cosas con las que vives de otra forma, cambia el resultado de tu vida. Se vuelve más dinámica, clara y se llena de nuevos proyectos.


Empieza a ordenar pensando distinto. Preguntándote para que guardas cosas, o mejor dicho para qué almacenas cosas o aún mejor dicho para qué conviertes tus espacios de organización en trasteros. Hasta que la respuesta la encuentres lejos de la vida que deseas vivir ahora.

Y así descubrir que la primera clave para aprender a organizar de otra manera eres tú mismo porque te resulta difícil mirar en línea recta. Tu vida está llena de interferencias basadas en como la ven los demás o en no darte cuenta de que no es real guardar todas las cosas del pasado e incluso las pensadas para el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.