SUPERFICIES MÍNIMAS, VIDAS MÁXIMAS

Cuando las superficies de tu casa están libres contribuyen a generar calma en tu vida porque no hay que parar la vista en todas las cosas; aunque sea algo inconsciente así es. Y ganas tiempo porque cuando te pones a limpiar es mucho más fácil. Además las superficies libres aligeran el gran peso que supone estar pendiente de si tus pertenencias tienen o no una necesidad de mantenimiento.

Es cuestión de prioridades, no de foto de revista.

Sólo hay una forma de entenderlo que es probando… ¿te animas? Comienza por mantener despejadas las superficies de la cocina o del baño y decide!

“Orden es Cambio” no es un método que te lleva a la pobreza sino todo lo contrario: te invita a disminuir las pertenencias con el objetivo de generar un cambio en tu bienestar personal siempre enriquecedor.

Yolanda Vázquez